La Universidad Francisco de Vitoria acogió el pasado 1 de abril al Dr. Pedro Marquina Sola, traumatólogo y primer cirujano en defender y realizar un reimplante de mano en España, ya que ha sido elegido como Profesor invitado honorífico al II Curso de Cirugía de Mano y Microcirugía de la UFV.

El Dr. Marquina, durante una entrevista organizada por el equipo de la Unidad de Postgrado Medicina de la Universidad Francisco de Vitoria, ha podido contar sus comienzos en el mundo de la Microcirugía en el año 1979, debutando en Cuenca. A día de hoy, el Dr. Marquina no se ha apartado de la profesión, pero sí de la primera línea de batalla, de las urgencias, concretamente, “de dirigir un grupo de cirugía de mano”.

La importancia de la formación en investigación ha sido el punto fuerte de su discurso como profesional de la cirugía y traumatología, potenciando las instalaciones de la Universidad Francisco de Vitoria, con la integración del Centro de Simulación Clínica y Quirúrgica en la Facultad de Medicina. “La formación es el ‘todo’ de una universidad, y las instalaciones de este centro me han sorprendido gratamente”, ha asegurado el Dr. Marquina, quien también ha puesto en valor la labor que realiza diariamente el equipo humano, liderado por Carmen Calles, directora del Centro de Simulación Quirúrgica UFV, para ofrecer la mejor formación a sus alumnos: “las universidades las hacen las personas, no los edificios, y el trabajo que realiza mi amiga y gran profesional Carmen, es magnífico”.

La Facultad de Medicina de la UFV reúne, según el Dr. Marquina, las claves para tener una sólida formación y poder ser un gran cirujano: microcirugía en animales de experimentación y el aprendizaje de técnicas a través de cadáver. “Hay que apostar por la formación, porque las curvas de aprendizaje hay que hacerlas en sitios como este”, ha señalado el Dr. Marquina, de nuevo concienciando de la importancia de este modelo de enseñanza que ofrece la Universidad Francisco de Vitoria y advirtiendo a los jóvenes de la suerte que tienen hoy en día de poder disponer de todos los medios para poder convertirse en grandes médicos.

Por último, el Dr. Marquina ha querido concluir la entrevista lanzando un consejo a las nuevas generaciones de jóvenes que se decantan por la medicina, como los alumnos del grado de Medicina o a los ya residentes en su periodo de formación, asegurando que “hay que perseverar, en la vida hay que apuntar alto; el que apunta bajo se pega un tiro en el pie, pero si apuntas alto, tienes perspectivas y esto solo se logra con trabajo, dedicación y perseverancia. No existe mayor recompensa para un médico que ver la cara de satisfacción de un paciente que ha tenido una grave lesión en la mano tras su reconstrucción, tras ver cómo logra la sensibilidad de nuevo y puede volver a trabajar”, ha finalizado el Dr. Pedro Marquina Sola.

Abrir chat
1
Hola! Este es el chat de la consulta de Pedro Marquina, Díganos en qué podemos ayudarle...